Saltar al contenido
Filosofia Hoy

Soluciones de software para la digitalización y eficiencia de las empresas

marzo 5, 2024
erp cloud

La digitalización de las empresas es una preocupación constante no solo para sus propietarios, así mismo en el caso de emprendedores que hacen todo en solitario, sino también por parte de iniciativas gubernamentales. Lo que se busca es mejorar la competitividad y la eficiencia.

Lograrlo no es sencillo. No todas las empresas lo logran. Pero las que sí, tienen algunos factores en común, y uno de los más importantes tiene que ver con la utilización de soluciones de software que le permitan hacer su día a día mucho más eficiente y productivo.

Soluciones de gestión en la nube

La nube ha sido uno de los grandes conceptos que ha democratizado el acceso a muchas soluciones que hasta hace poco tiempo requerían de gran inversión en infraestructura. Un buen ejemplo es un erp cloud o un software de gestión de recursos empresariales basado en la nube.

Este tipo de software tiene muchos beneficios por los que debería ser considerado útil, más allá de su propósito principal de gestionar todos los procesos productivos de la empresa desde un mismo panel, para que todo se pueda automatizar, optimizar y gestionar mejor desde el tiempo, las horas hombre o los recursos monetarios invertidos en cada parte de la producción.

  • Eficiencia y productividad: gracias a la centralización de la información y la colaboración entre departamentos, se automatizan procesos y no hay fricciones de comunicación. Todo fluye mejor.
  • Reducción de costes: un ERP Cloud, independientemente de los módulos con los que se personalice para cada empresa, siempre será más económico que invertir en una solución de software que no esté basada en la nube, y que por ello requiera de una potente inversión de infraestructura tecnológica.
  • Escalabilidad: aparte de ser modulares, este tipo de programas se adaptan a las necesidades de la empresa, y conforme estas cambian, se puede ir escalando.

Soluciones para optimizar el flujo de caja

Las empresas modernas son tan poderosas, tienen tanta viabilidad y tranquilidad para el futuro como tan buena sea su gestión del flujo de caja. Y para ello, la mayoría se enfoca en invertir en un buen software de tesorería para que les permita gestionar el flujo de caja y la planificación financiera general desde una perspectiva mucho más objetiva.

La labor de la tesorería, aunque silenciosa, es una de las que incide de mayor manera en la productividad general de las empresas, así como también en sus posibilidades de invertir, de expandirse, de tomar decisiones y hasta de saber cuándo ahorrar o cerrar el grifo. Un software puede ser de gran ayuda en este sentido:

  • Optimiza la gestión del flujo de caja, eliminando errores y sesgos comunes.
  • Ofrecen información en tiempo real de carácter estratégico y financiero, lo que beneficia la toma de decisiones por parte de los perfiles más altos dentro de una organización.
  • Se pueden automatizar decenas de tareas rutinarias que comprende la tesorería, como la conciliación bancaria o la gestión de pagos y cobros, para que los profesionales de este sector puedan concentrarse en la parte de la tesorería que realmente incide en la productividad.

Gestionar las nóminas puede ser más fácil

Los profesionales de RRHH y los departamentos en cuestión, incluso en empresas medianas, no deben seguir haciendo las nóminas de manera manual. Lo mejor es acudir a alguno de los programas de nóminas más utilizados y, de ser posible, a uno que pueda ser fácilmente compatible con soluciones de tesorería, de contabilidad o de gestión de la productividad de los empleados, para automatizar aún más dichas tareas repetitivas en la conformación de las nóminas.

Apalancarse en un software de gestión de nóminas tiene muchos beneficios:

  • Se automatiza el cálculo de las nóminas, con sueldos base, impuestos y seguridad social, conforme a la legislación vigente.
  • El software siempre se actualizará conforme cambie la ley y las obligaciones fiscales de la misma.
  • Se minimizan los errores humanos en la gestión de las nóminas. Aparte, siempre estarán a tiempo, lo que permite a los empleados estar más satisfechos.