Saltar al contenido
Filosofia Hoy

NO HAY PAZ PARA NIETZSCHE

febrero 22, 2018

Iván de los Ríos

Doctor en Filosofía por la Universidad de Madrid y Profesor de Filosofía Moral
en la Universidad Loyola en Maryland (Estados Unidos).

Nietzsche es mentira del mismo modo que Spinoza es verdad; Spinoza y Epicuro de Samos son verdad (…). Nietzsche es la mentira engendrada por sus lectores y acólitos, la fantasmagoría de sus epígonos, la alucinación y la envidia de todos nosotros (…). Nietzsche es mentira, y falsa la más celebre de sus sentencias: ‘Yo no soy un hombre, soy dinamita’ (…). Se piensa que Nietzsche no fue un hombre, sino un titán o un lobo (…). También fue un hombre en minúscula (…), un hombre caprichoso incapaz de sobrevivir a una velada en compañía de mujeres bellas o atrevidas…”.

Franz Overbeck
Filósofo y teólogo alemán –aunque nacido en San Petersburgo (Rusia)– conoció a Nietzsche en 1870 cuando era profesor en la Universidad de Basilea. Fue íntimo amigo suyo.

“Nietzsche fue un superdotado ante el que me incliné una y otra vez (…), pero no fue propiamente hablando un gran hombre. Ninguno de sus talentos, por abundantes que fueran, le garantizaba en sí mismo la grandeza (…). En lo que respecta al genio, nunca creyó tenerlo:
nunca ha creído en sí mismo… El pobre
Nietzsche siempre se sentía atraído por los demás de manera excepcional. Él, en cambio, resultaba mucho menos atractivo para los otros, por no decir nada en absoluto… Aquello que
verdaderamente le dominaba (…) era el anhelo de grandeza, la ambición
ilimitada en el combate de la vida…”.

* De la vida arrebatada de F. Nietzsche (Ed. Errata Naturae).