Saltar al contenido
Filosofia Hoy

Frases para una amiga querida que no te puedes perder 

mayo 24, 2018
frases para una amiga

Las amistades vienen sin que sea necesario llamarlas. Tener una amiga, es tener una cómplice, un espejo, una voz de conciencia. En no pocas ocasiones las personas se quedan sin palabras ante la emoción que despierta el recuerdo de una amiga en un momento especial.

Frases para una amiga querida que no te puedes perder 

“Tú me has enseñado que una amistad no consiste en estar siempre juntas, si no en poder estar separadas tanto tiempo como haga falta sin que nada cambie para nosotras. Tú me has ayudado a ser feliz.”

“Las amigas son como los libros, no es importante tener muchísimas, es importante tener las mejores, y tú sin duda eres la mejor que he podido tener nunca.”

“A lo largo de la vida muchas amistades se apartan de tu camino, y al mismo tiempo, tan sólo las mejores permanecen en él. Además, solo la mejor amiga estará en las buenas y en las malas contigo.”

“Te quiero por cómo eres, pero sobretodo por cómo me haces ser; te quiero por lo que vales, pero sobretodo por lo que me haces valer gracias a tu compañía.” 

“Cortas y bonitas son las veredas que debemos transitar, en el viaje de la vida, cuando de una mano amiga nos podemos agarrar.”

“Las amigas son como las estrellas, no siempre las puedes ver, pero sabes que están ahí.”

“Una gran amistad tiene dos ingredientes, uno el descubrimiento de lo que nos hace similares, y otro el respeto por lo que nos hace diferentes.”

“No hay nada como reírse con tu mejor amiga y que nadie lo entienda.”

“Puedes contar el número de amigas de dos maneras: la primera cuando todo va bien, así sabrás cuántas son; la segunda cuando tienes necesitas su ayuda, así podrás ver cuántas te quedan.”

“Si fallo al encontrar al amor de mi vida, me encantaría envejecer con un amiga como tú.”

“Cuántos mensajes o frases tendría que enviarte para que fueras consciente de el valor que tienes en mi vida? Creo que ni tú ni yo seríamos capaces, pero seguramente sería infinito, tan infinito como el amor que siento por ti.”

“Es gracias a ti que sonrío un poco más, lloro un poco menos y me río mucho más alto.”

“Si sé que puedo contar mis años de vida a tu lado, compartiendo nuestras vivencias, nuestras cosas buenas y nuestras cosas malas. Sí que estaré hasta el final contigo, te digo que a nada temo en esta vida.”

“A cada instante siento ganas de llamarte, de reclamarte, de tenerte siempre presente conmigo, de escribir las más bellas palabras para una amiga, pero no lo hago porque de tanto quererte tengo miedo a desgastarte.” 

 “Jamás intentaré complacerte con mentiras porque sé que hay verdades que te harán felices. Aún así sabes que siempre te diré la verdad, aunque ella duela, porque te merecerás siempre mi mayor sinceridad.”

“Si tuviera que decir la mayor ventaja de ser tu amiga, diría que contigo puedo ser yo tal como soy. Contigo no necesito actuar de otra manera para hacerte feliz, pues me quieres tal cual soy.”

“Las amigas de verdad son difíciles de encontrar, pero si lo haces, no cometas nunca el error de dejarlas marchar.”

“Prometo que este no será el último de los mensajes que te escriba, pero quiero que lo leas como si fuera si así lo fuera. Quiero ver como eres feliz, quiero ver esa sonrisa que me diga.”

“Me encanta que te gusten todas mis virtudes, pero lo que más me gusta es que ames todos mis defectos.”

“¡Muy buenos días, amiga! Hoy es un día idóneo para sonreír, es el momento perfecto para agradecer a Dios todas las bendiciones que nos brinda cada día. Hoy más que nunca le doy gracias por regalarme tu amistad y tu compañía.”

“Este amanecer ha sido quizá el más feliz de mi vida, pues soñé que en un tiempo futuro tú aún estabas allí conmigo. Espero que amanezcas bella y repleta de felicidad.”

“Eres el rayo de sol que entra por mi ventana, dispuesta a darme las energías necesarias para ser feliz de nuevo durante 24 horas más cada día. Eres el regalo que Dios me hace cada vez que me despierto, saber que te tengo conmigo es lo mejor que me ha pasado en la vida.”

“Todos escuchan lo que dices, las amigas escuchan todo lo que tú dices, las mejores amigas escuchan incluso lo que tú no dices.”

“Una amiga es alguien que conoce la canción que retumba en tu corazón, y puede cantarla cuando tú no recuerdas la letra.”

“Dos flores en el agua solo duran quince días, pero dos buenas amigas duran para toda la vida.”

“Un frasco de perfume se guarda en un cajón, el recuerdo de un amigo se lleva en el corazón.”

“A una amiga no se le extraña con tristeza, se le recuerda con alegría.”

Las amigas son nuestras compañeras en el viaje de la vida, ellas nos ayudan a avanzar, nos sostienen si nos caemos, nos levantan el ánimo cuando sentimos no poder más; ellas nos ayudan a llevar una vida más feliz. En ocasiones no naufragamos gracias a nuestros amigas.”

A ellas eterno reconocimiento. A ellas un detalle de memoria. A ellas una expresión sincera. A ellas una rosa blanca, una rama de oliva, el murmullo de mar, una canción, una risa, una gaviota solitaria.

Por los zapatos que prestó para la fiesta aquella para la que no tenía los que combinabas con el vestido o porque se le partió el tacón cuando estabas por salir vestida, maquillada y perfumada en pos de emociones y un corazón.

Por las torticas de barro y la sopa de agua con hojas secas que hicieron siendo niñas. Por los peinados que le hicieron a las pobres muñecas que hasta dejaron calvas. Por la confesión de haber sido besada por primera vez después de aquella fiesta. Por la tarea que hicieron juntas con urgencia.

Por el primer cigarrillo que fumaron a escondidas de las miradas de los adultos. Por la ocasión en que la acompañó a la peluquería el último día de su soltería. Por el mensaje de adiós que le entregó al sujeto taimado  que la traicionó y que no quiso ver más. Por los tragos que se tomaron para sacárselo del alma. Por la alegría de haber conseguido el amor de la vida.

La quieres y no esperes el último día para decírselo. Tal vez no tengas las palabras, pero tienes el sentimiento y el agradecimiento. No tiene que ser un discurso elaborado, lleno de metáforas y reflexiones profundas. Basta con que salga de tu corazón.