Saltar al contenido
Filosofia Hoy

¿Sabes con exactitud qué son las frases matonas?

junio 8, 2018
frases matonas

El mundo tiene una carencia seria de afecto. Ahora está más interconectado que nunca pero muchas personas prefieren colocar lo que sienten en una red social que enfrentar la situación con la persona objeto de su afecto o causante de su malestar o atienden discursos muy bien armados que generan inseguridad para luego prometer la salvación en un grupo de ayuda, en una iglesia o en gurú con una estructura mediática impresionante que incluye un canal de TV, otro en youtube, página en twitter.

Si eso ayuda a que las personas se sientan mejor ¡Albricias! Pero si por el contrario producen dependencia de los productos y recursos proporcionados por el gurú a cambio de unas cuantas monedas es porque se utiliza como mecanismo de evasión y no de solución.

¿De dónde salen las frases matonas?

En una entrevista a un diario de Estados Unidos, el Dr. César Lozano cuenta que estas frases que lo han hecho tan conocido salieron de su cuenta en Twitter. Primero cambió su filosofía respecto al uso de esa red social de los 280 caracteres al pasarla de una especie de cartelera para informar fechas, horas y lugares de sus conferencias, entrevistas y otras actividades promocionales a colocar mensajes cortos que le lleguen al corazón de la gente.

A raíz de ello, empezaron a llegar los seguidores, los retweets y hasta la etiqueta #Frasematona se convirtió en trending topic. Luego vino el libro de recopilación de frases que se convirtió en un best seller en su país de origen; México y la consolidación de su carrera como conferencista, escritor y hombre de medios de comunicación que conduce un programa radial que se transmite en cadenas radiales de México y Estados Unidos además de su participación regular en programas de variedades de canales de habla hispana tanto en los Estados Unidos como en su país.

¿Qué es una frase matona?

Es el tipo de frase que tiene como objetivo dar una respuesta definitiva a una situación de malestar emocional derivado de una situación que de tan cotidiana y antigua resulta inverosímil que siga ocurriendo.

Los celos, la infidelidad, amores no correspondidos, inseguridad propia, falta de estima, resentimiento son moneda de uso cotidiano en la gente que podrían parece rutinarios pero que las dificultades para canalizarlas terminan llenando la psique del individuo de una serie de cargas difíciles de llevar.

¿Porque ocurre este malestar emocional? Básicamente por no superar contextos o por aferrarse a personas en relaciones que secan a las personas por dentro, la hacen reaccionar visceralmente y la cargan de resentimientos.

Ese resentimiento se va a acumulando y hasta no encontrar una vía de escape termina siendo transferido a cualquier dimensión de la vida de la persona, lo que a su vez le va generando otros conflictos que se van acumulando hasta tal punto que la vida se convierte en una sucesión de nudos que resultan difíciles de desatar.

Frases matonas.

“A la gente tibia, amargada e intrascendente es a quien más le molesta el brillo de los sonrientes, trabajadores y felices.”

Esta frase está dedicada a las personas que le surgen emociones adversas (Odio, rencor, envidia) al no poder sobrellevar su situación personal ya que solo ven el lado negativo de su cotidianidad. Hay dos elementos fundamentales: 1.- La incapacidad de obtener un aprendizaje a partir de cualquier situación y 2.- La rutina que va copando el día a día y “la falta de tiempo”, “el trabajo” y “el deber” terminan siendo una excusa que impide levantar la vista de la arena del camino y ver hacia el horizonte.

“Si mi error fue amarte: bendito error; si tu error fue no hacerlo: ¡Qué horrible tu pérdida!”

Con ésta frase se le dice a la persona con la que no se pudo construir una relación duradera y positiva que no haberle correspondido fue una pérdida, pues fue mucho lo que pudo obtener de ella pero se negó.

“Respuesta matona a la crítica inmerecida: ¿Tú crees que mi vida es solo para agradarte a ti? ¡Hay niveles!”

Hay personas que creen que ellos son el sol en el sistema interplanetario de los otros. Ciertamente, hay personas mas importantes o menos importantes, pero ninguna lo suficientemente importante como para que cada cosa que se haga sea en función de complacerla. Si esto fuese así (Lo cual puede ocurrir y ocurre) es una relación destructiva y obsesiva, de esas que terminan produciendo emociones adversas.

“Los perros siempre le van a ladrar a la luna, pero nunca podrán alcanzarla.”

Las personas deben enfocar sus esfuerzos en objetivos realizables. Un perrud o le ladra a la luna porque le llama la atención, pero ese esfuerzo será vano en la medida que salvo el cansancio que le quedará, no tendrá consecuencia alguna.

“Si no te quieren como mereces, ¿no será que mereces algo mejor?”

La decisión de permanecer en una relación en la que la persona se sienta poco apreciada es completamente opcional. Si no se siente apreciado, no vale de nada continuar sobrellevando esa sensación de insatisfacción.

“Si tu ex te dice en forma soberbia: Nunca encontrarás a nadie como yo! Tu contesta: ¡Claro! ¡De eso se trata!”

Al final de una relación de cualquier naturaleza, las personas suelen creer erróneamente que son insustituibles. Suele escucharse con frecuencia: “Nadie hará ese trabajo”, “¿Quién lo va a soportar?”, “Nadie hace las paellas como yo” y a la vuelta de pocos días consiguen a otro que lo haga hasta por un salario menor, construye otra relación con alguien encantada de soportarlo y que además hace unas paellas fantásticas.

Nadie es indispensable, el que se va no hace falta. En la variedad está el gusto, por lo que lo ideal es armar una relación con personas de otras características físicas y emocionales. Insistir en un mismo perfil resulta contraproducente.

“El poder afectivo en una relación lo tiene quien cree o siente que necesita menos del otro.”

Toda relación que se base en demostraciones de poder encierra en sí mismo el germen que lo destruirá. Es natural sentir necesidad del otro, pero si esa necesidad genera emociones adversas la relación es de dependencia lo cual causa una presión sobre la persona que se necesita lo cual es perjudicial para su salud emocional.

Las personas deben evitar este tipo de relaciones y construir otras basadas en la convicción de que la otra persona tiene derecho a su espacio y a su propia individualidad. Quién accede a sostener una relación de ese tipo termina negándose como persona y en modo alguno disminuirá la presión.

¿De que se trata la vida?

De estar feliz y la formula es muy sencilla. Basta sacarse de encima los apegos producidos por el inconsciente colectivo, vivir en función de la noción de libertad individual, del desarrollo de las potencialidades propias; de evitar la imposición y resolver las diferencias (¡Vivan las diferencias!) mediante una negociación en la que ambos se vean como iguales y no como una relación jerárquica en la que uno ordena y otro obedece.